|

Déficit habitacional en Honduras supera el 50% del total de hogares

Tegucigalpa.-Honduras enfrenta un déficit habitacional de más de 700 mil viviendas, uno de los más altos en Latinoamérica y, según cifras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), eso representa más del 50% del total de hogares del país.

De acuerdo con el informe de ONU-Hábitat, el déficit de habitación en América Latina pasó de 38 millones de viviendas en 1990 a una cifra de entre 42 y 51 millones en 2011.

Con respecto a la situación habitacional, el informe marca un alarmante déficit de viviendas, que supera el 50% del total de hogares en Honduras y Nicaragua, y es cercano o superior al 30% en la Argentina, Bolivia, El Salvador, Paraguay, República Dominicana y Venezuela.

“Sin un cambio de tendencia profundo la escasez de vivienda seguirá siendo uno de los mayores desafíos para América Latina y el Caribe en los próximos años”, advierte el informe divulgado el martes.

Al respecto el empresario hondureño de la construcción, Cristobal Sierra, destacó que actualmente Honduras presenta un déficit de habitación de 700 mil unidades y con una tendencia a seguir creciendo por la falta de una política oficial en la materia.

El empresario indicó a eso se suma que de esas 700 mil unidades hay más de 600 mil viviendas que carecen de los servicios básicos, como agua potable y electricidad, que es lo que se denomina demanda o déficit cualitativo.

“En cuanto al déficit cuantitativo, que es la necesidad de construir viviendas, nosotros lo estimamos acerca de unas 50 mil viviendas en el país o sea que si emprendemos 25 a 30 mil viviendas todos los años, el déficit  a cuantitativo se puede reducir en unos 10 años, porque siempre va aumentando”, afirmó.

En ese sentido, consideró que el trabajo fundamental del gobierno debe enfocarse en ayudar a la gente a reducir ese déficit proporcionando los incentivos, el acceso al crédito en condiciones preferenciales.

Destacó que la gente que vive en los barrios en desarrollo de las principales ciudades del país existe convive en una gran calamidad por la falta importante de servicios y de mejores condiciones de habitabilidad.

En ese orden de cosas, el líder empresarial consideró que no es conveniente que el gobierno trate de apropiarse de los fondos de unos 250 mil ahorrantes del régimen de Aportaciones Privadas (RAP) para financiar la construcción de 25 mil casas.

“Es evidente que el gobierno ante el déficit fiscal que tiene y que no puede cubrir los servicios ya recibidos por los proveedores del Estado, a quienes no les ha podido pagar, pretende hacer uso de esos recursos”, apuntó.

A su juicio el déficit habitacional y la carencia de fondos no puede ser cubierta con los fondos del RAP, “el dinero tiene nombre y apellido y esas personas son las dueñas, por lo tanto, cualquier intención del gobierno en dar este dinero, se debe de entender como una expropiación del dinero de los ahorrantes”, concluyó.

En general la ONU considera que en cifras absolutas el número de personas viviendo en tugurios en América Latina aumentó de los 106 millones en 1990 hasta 111 millones en 2010.

La proyección de la ONU-Hábitat es que esa cifra continúe creciendo hasta el 2050 si la región no adopta medidas específicas.

 

Deja un Comentario