|

Asesinan a periodista hondureña Luz Marina Paz

Tegucigalpa .-Dos individuos a bordo de una motocicleta asesinaron este día a la periodista Luz Marina Paz Villalobos y a su acompañante.

El hecho se registró en la  entrada a la colonia San Francisco de Comayagüela, donde residía actualmente.

Versiones preliminares aseguran que Paz Villalobos había recibido amenazas a muerte por negarse a pagar el llamado “impuesto de guerra”, ya que era propietaria de un mercadito en la colonia donde vivía.

La comunicadora falleció en el interior de un vehículo color rojo, cuya compra estaba negociando con un oficial militar identificado como Marco Tulio Leiva, quien confirmó ese extremo a periodistas en el sitio donde murieron Paz y su acompañante.

Paz estudió periodismo en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras y durante varios años fue directora del programa “Tres en la noticia”, que durante una hora transmitía a través de Radio Globo.

Después pasó a la radio Cadena Hondureña de Noticias (CHN), también de Tegucigalpa, según informaron medios locales de prensa.

Su acompañante quien fue identificado como Delmer Canales, al parecer era su camarógrafo. Ambos se transportaban en un vehículo Pick up color rojo con placas PBZ 4250.

Autoridades policiales se encuentran en la escena del crimen y será en las próximas horas que se dará más detalles de este reprochable asesinato.

Desde noviembre del 2003 a la fecha, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, mantiene en sus registros la muerte violenta de al menos 18 comunicadores sociales, entre los cuales están: Germán Rivas, Carlos Salgado, Rafael Munguía, Osman Rodrigo López, Bernardo Rivera Paz, Gabriel Fino Noriega, Nicolás Asfura.

También aparecen en la lista, Joseph Hernández, David Meza, Nahum Palacios, Bayardo Mairena, Manuel de Jesús Juárez, George “Georgino” Orellana, Luis Arturo Mondragón, Israel Díaz Zelaya, Henry Orlando Suazo, Héctor Francisco Medina y Luis Mendoza.

La muerte de Paz se produjo un día después de un atentado contra el diario La Tribuna, propiedad del expresidente hondureño Carlos Flores, en el que resultó herido de bala un guardia de seguridad de la empresa periodística.

A raíz del caso de los universitarios y debido a la ola de criminalidad que vive Honduras, el presidente Porfirio Lobo puso en vigor el 1 de noviembre pasado la Operación Relámpago con la participación de policías y militares en las zonas que se registran más hechos delictivos.

El atentado contra La Tribuna se registró dos semanas después de que el rotativo denunció que varios de sus periodistas estaban siendo amenazados de muerte a raíz de las informaciones publicadas por el asesinato de dos universitarios en Tegucigalpa, en octubre pasado, en el que están implicados siete policías y un suboficial.

La operación, que también rige en San Pedro Sula, norte, y el oriental departamento de Olancho, ha reducido sustancialmente los índices de violencia, según Lobo, quien además está interviniendo la Policía, que desde hace muchos años está salpicada por crímenes y delitos como narcotráfico y robo de vehículos, entre otros.

 

Deja un Comentario