|

Por las nubes precios de los frijoles, el maíz y el arroz en los mercados

Tegucigalpa.- Los precios de los productos de primera necesidad continuaron con su tendencia especulativa, y a pesar de las advertencias de la Secretaría de Industria y Comercio (SIC), los costos del fríjol, el maíz y el arroz experimentaron nuevas alzas en detrimento de la economía de miles de familias pobres del país.

En un monitoreo de precios realizado el fin de semana en la Feria del Agricultor y Artesano que se localiza a inmediaciones del Estadio Nacional, se cotejó, por ejemplo, que los frijoles se cotizaban a un precio de 96 lempiras la medida de cinco libras, igual tendencia registró el arroz y el maíz.

El precio de las verduras tampoco se ha escapado a la escalada de precios, debido a la poca producción registrada en la región central del país a causa de las inundaciones de cultivos en las comunidades de Lepaterique, Tatumbla y otras zonas aledañas a la capital, productoras de estos productos.

Es así que se logró comprobar una ligera alza en el precio del chile dulce, la lechuga, los pipianes, el brócoli, el culantro de castilla y la remolacha, entre otras verduras.

Según los productores, el alza del maíz obedece a que hay poca existencia del producto en los mercados de la capital, ya que muchos comerciantes lo han acaparado buscando un mayor precio del mismo.

Frente a esa problemática, el gobierno a través de la Secretaría de Industria y Comercio anunció la importación de más de 200 mil quintales para hacerle frente al acaparamiento y poner una mayor cantidad del producto en el mercado.

El fin de semana, el secretario de Industria y Comercio, Francisco Zelaya, reveló que varios comerciantes o acaparadores lo llamaron para pedirle que abortará la masiva importación de la gramínea a cambio de poner sus existencias en el mercado a costos accesibles y de esa forma evitar una caída estrepitosa de precios.

El viceministro de Industria y Comercio Juan José Cruz manifestó que hoy lunes se reunirían con los comerciantes que tienen embodegado el grano para consensuar un precio y buscar que saquen el producto al mercado.

Insólitamente, el ministro del ramo dejó entrever que el gobierno estaría en la disponibilidad de buscar un arreglo con los comerciantes acaparadores a fin de reducir la cantidad de maíz a importar de Estados Unidos de 10 millones de toneladas a unas tres o cuatro millones.

Fuentes económicas también informaron que en los últimos días se han registrado alzas al valor de los concentrados, elevando los precios de huevos, carne de pollo, cerdo y productos lácteos, sin contar el último incremento que experimentó el precio de la azúcar.

La escalada de precios en los productos de primera necesidad prácticamente engulleron el último incremento al salario mínimo decretado por el gobierno de la República y la situación tiende agudizarse en la medida que la producción nacional está por salir al mercado.

Honduras importa el 26 por ciento del maíz que se consume, el 24 por ciento de arroz y un 18 por ciento de los frijoles, además de que importa legumbres de Guatemala, Aguacates de México, yuca de Costa Rica, frutas de California.

Inician operativos en mercados

Sobre esta problemática, el director de Protección al Consumidor, Mario Enrique Chinchilla, volvió a anunciar la misma medida de siempre, es decir, realizar operativos para detectar a los acaparadores de los granos básicos y aplicar medidas en su contra.

“Vamos a hacer hoy mismo un operativo para descubrir donde esta el maíz acaparado y poder combatir eso y sobre todo evitar que este sufra un incremento como lo  han anunciado”, apuntó.

El funcionario dijo que en los últimos operativos han encontrado varias bodegas de abarrotes cerradas en los mercados de la ciudad, lo que indica la clara intención de acaparar el producto para luego venderlo a un precio mucho más alto.

“Eventualmente es para evitar una escasez, sabemos que allí es donde esta el maíz acaparado, vamos ir con la autoridad para poder abrir estos establecimientos y poder hacer la inspección en cada uno de estos negocios”, afirmó.

Indicó que en los operativos que se reanudarán esta semana, los inspectores de Industria y Comercio se harán acompañar de efectivos de la policía y fiscales del Ministerio Público para proceder en contra de estos comerciantes.

“Aquí hablamos de dos temas: Uno que es penal y otro que es administrativo, nosotros le haremos frente a la parte administrativa y pasaremos el expediente después al Ministerio Público para que tomen las acciones correspondientes”, aseveró.

Reiteró que las bodegas que este acaparando el producto quedan expuestas a una multa de uno a 10 mil salarios mínimos y en caso de reincidencia el cierre del negocio.

Por su lado, el gerente de la Suplidora Nacional de Productos Básicos (Banasupro) Ubaldo Cerrato, apuntó que desde esa institución se trabaja en garantizar que los productos de primera necesidad se vendan a precios accesibles a la población.

Nosotros hemos estado trabajando y haciendo un enorme esfuerzo y vamos a seguir trabajando, luchando para que los proveedores a nosotros nos puedan ayudar a mantener los precios y que Banasupro no mueva los precios, para seguir beneficiando a todos los consumidores”, dijo.

El funcionario reconoció que en el comercio en general los precios de los granos básicos se han disparado, pero que en Banasupro siguen siendo los mismos desde hace más de dos años en aras de proteger a los consumidores de los “coyotes” o acaparadores.

“En algunos precios ahorita nos han estado ayudando nuestros proveedores, hemos estado pidiendo casi de rodillas a ellos y diciéndoles que Banasupro es la institución donde ellos pueden desarrollar la labor social como empresarios, que le trasladen a los consumidores a través de nuestra institución, esa labor social que está obligada hacer cada empresa para el pueblo hondureño”, indicó.

Cerrato dijo que gracias a que Banasupro vende los productos alimenticios a un menor precio que en el mercado, las ventas han mejorado considerablemente, al punto que se están abriendo sucursales en otras regiones del país.

“Hemos aumentado en más de un 110 por ciento, porque cuando nosotros empezamos estábamos vendiendo mensualmente la cantidad de 19 millones y en este momento estamos vendiendo más de 46 millones de lempiras”, concluyó.

Deja un Comentario