|

En Honduras 400 mil personas carecen de agua potable y 1.6 millones no cuentan con saneamiento básico

Tegucigalpa.-En Honduras el 5 por ciento de la población o alrededor de 400 mil personas no tienen cobertura de agua potable y el 20 por ciento, cerca de 1.6 millones de habitantes, carecen de saneamiento seguro, según un informe divulgado hoy en el marco del VII Foro Nacional de Agua Potable y Saneamiento.

Además, se informó que en el país cerca de un millón de hondureños no tienen acceso a agua potable y 2.2 millones no tienen acceso a saneamiento y de esos la mitad son niños.

Este año el Foro fue denominado, Derecho Humano al Agua y al Saneamiento, en el marco del cumplimiento del séptimo Objetivo de Desarrollo del Milenio referente al agua potable y el Día Internacional del Agua que se celebra el 22 de marzo.

La conferencia magistral estuvo a cargo de Carlos Fernández Jáuregui, director internacional de Water Assessment & Advisory Global Network, quien planteo diversos puntos referentes al agua desde la perspectiva de un derecho humano.

Fernández explicó que Suramérica es la región más rica en agua porque tiene un 6 por ciento de la población del mundo y tiene el 26 por ciento del agua del mundo, mientras que la región más pobre de agua es Asia que tiene el 60 por ciento de la población y el 36 por ciento del líquido.

“Tenemos suficiente agua para todos en el mundo, no hay escases, lo que existe es una creciente demanda por el constante crecimiento de la población. La oferta del agua es constante, pero la demanda va creciendo y esto significa que es una presión problema”, apuntó el experto.

En lo referente al agua y a la salud manifestó que cada día mueren 6.000 personas a causa de diarrea y la mayoría son niños menores de cinco años; y cada nueve segundos muere una persona por problemas relacionados con la calidad del agua.

En el mundo 1.200 millones de personas no tienen acceso al agua potable y 2.600 millones de personas no tienen acceso a saneamiento.

En Honduras, por ejemplo, el 5 por ciento de la población es decir alrededor de 400 mil personas no tienen cobertura de agua potable y el 20 por ciento cerca de 1.6 millones de personas no tienen saneamiento seguro.

La situación actual muestra que existen diversos factores, como las limitaciones políticas, institucionales, financieras y los desafíos técnicos legales, que impiden que se avance en el cumplimiento de este derecho humano, que constituye un soporte para la vida.

El relator internacional aseguró que la crisis del agua es esencialmente una crisis de gobernabilidad y existen al menos cinco parámetros para considerar que en un país existe gobernabilidad del agua.

Entre estos parámetros están el hecho de contar con una autoridad de agua al nivel más alto, disponer de una legislación moderna sobre el tema, disponer recursos humanos idóneos en calidad, contar con recursos financieros adecuados a corto, mediano y largo plazo y tener información confiable, transparente y de libre circulación en todo el ámbito del sector.

Con respecto a la infancia dijo que en promedio 300 millones de niños no tienen acceso al agua potable y 600 millones no tienen acceso a saneamiento básico a nivel mundial.

Explicó que los niños no son a los que se debe educar en este tema, porque son ellos quienes lo sufren, se les debe de educar a los padres y políticos porque estos son los que toman decisiones sobre este grupo de población.

Renato chavaría, especialista de agua y saneamiento de UNICEF Honduras, dijo que el país ha tenido un aumento en la cobertura y se han reducido el porcentaje de la población excluida.

Explicó que a pesar de los avances todavía hay retos que superar, con respecto a la cobertura, cuantificó que en el país cerca de un millón de hondureños no tienen acceso a agua potable y 2.2 millones sin acceso a saneamiento y que de esos la mitad son niños.

La inequidad en el acceso, la falta de dinamismo, los insuficientes niveles de inversión e implementación y la mala calidad de los servicios son otros de los retos que el país debe superar para poder cumplir plenamente con este derecho humano.

 

 

Deja un Comentario